Mujeres alcohólicas
Mujeres alcohólicas: entrevista con Violeta Ramírez

En los últimos años se ha vuelto costumbre que las mujeres beban, la sociedad se ha vuelto más tolerante con las reuniones femeninas en donde las botellas han sustituido a las tazas de café.  Asimismo, las compañías dedicadas a la producción de bebidas alcohólicas, han emprendido campañas orientadas a fomentar el consumo en las mujeres desde que ellas son jóvenes.  Éstos ha dado lugar a que cada vez existan más mujeres que desarrollan una adicción que deriva en muchos otros problemas que traen consecuencias a futuro, además de que por el simple hecho de ser mujeres, el alcohol tiene un comportamiento diferente que en los hombres y se vuelve más agresivo, por lo que las secuelas cobran una mayor importancia.

Sin embargo, la ignorancia sobre el tema también ha sido un factor crucial para que más chicas se vuelvan adictas, y para esclarecer dudas al respecto, invitamos a esta edición a la doctora Violeta Ramírez, experta en materia de adicciones y que recientemente ha concentrado sus investigaciones en el tema del alcoholismo en mujeres y en las repercusiones que este tiene en la salud y en la vida familiar. 

Violeta Ramirez

M.I. ¿El alcohol es más dañino en las mujeres que en los hombres? ¿Por qué?
VR Si, porque la mujer tiene un metabolismo más lento debido a que su cuerpo tiene más grasa que el del hombre, por lo que el alcohol se sintetiza en ellas más lento. Por ejemplo: un hombre metaboliza una copa en una hora, mientras que una mujer en hora y media, así que cuando lleva tres copas necesita cuatro horas y media para eliminar el alcohol del organismo, además de que si bebe cuando hay síndrome premenstrual o durante la menstruación estará mucho más sensible y podrá sentir de manera mucho más intensa cualquier emoción desagradable o confusa. Por otro lado, en las mujeres la toxicidad en el cerebro cuando lleva dos copas, mientras que en el hombre esto sucede hasta las tres. Además de estos aspectos orgánicos, están los sociales, pues la sociedad es más tolerante con un hombre alcohólico que con una mujer, además de que el apoyo de la familia es meno en casos de que requieran recibir tratamiento.
M.I. ¿En cuánto al desarrollo de la adicción hay alguna diferencia?
VR Si, en las mujeres es mucho más rápido, como enfermedad se desarrolla en siete años, mientras que en el hombre tarda aproximadamente 15.
M.I. ¿Aproximadamente qué porcentaje de alcohólicos son mujeres?
VR En México no tenemos estadísticas oficiales al respecto, pero la experiencia me ha dicho que ha aumentado mucho el porcentaje de mujeres con problemas de alcoholismo: hace diez años el número de mujeres era de una por cada diez varones, mientras que ahora es de dos mujeres por cada tres hombres.
M.I. ¿A qué se debe que sean más los hombre que acuden a tratamiento?
VR El alcoholismo se presenta en igual cantidad tanto en mujeres como en hombres, pero lo que antes sucedía era que por vergüenza o por miedo, las mujeres nunca tomaban un tratamiento.
M.I. ¿Qué debe suceder para que una mujer pueda ser categorizada como alcohólica?
VR Pérdidas de control en sus actos que representen una disminución en la calidad de su vida social, espiritual, familiar, emocional e intelectual. La frecuencia de consumo no es un factor importante, sino la presencia de episodios comprometedores que no sucederían sin la sustancia, tales como infidelidades, agresiones físicas, consumo de sustancias ilegales, accidentes, violaciones, o tener relaciones sexuales con personas a quienes no consideraría estando sobria. También son rasgos los problemas físicos como afecciones gastrointestinales o hepáticas.
M.I. ¿A qué se debe el hecho de que las mujeres desarrollen el alcoholismo de manera diferente?
VP: Lo que cambia son las circunstancias y el entorno pero no el desarrollo de la adicción, esta avanza igual, sólo que en las mujeres a veces es más discreta, pues muchas de ellas beben solas o lo esconden en botellas de otras bebidas (tazas, termos de café, jugos, etc.). Sin embargo, el consumo femenino cada vez es más abierto debido a que la igualdad de género ha permitido que ellas también puedan hacerlo públicamente.
M.I. ¿Qué relación hay entre el consumo de alcohol y la utilización de otras drogas?
VP: Igual que en el hombre, las mujeres empiezan con alcohol y en algunos casos puede ser la puerta de entrada a drogas mayores. Sin embargo, es más común que ellas experimenten otras drogas a través de medicamentos ansiolíticos (que muchas veces prescriben los médicos sin saber que la paciente es alcohólica) y de anfetaminas para adelgazar. Las combinaciones de alcohol y este tipo de drogas puede tener consecuencias fatales que van desde pérdida del conocimiento hasta la muerte.
M.I. ¿Qué consecuencias o afectaciones puede tener el alcoholismo en una mujer?
VP: Pérdida de inteligencia (disminución de IQ), envejecimiento prematura, daños en hígado, riñón, estómago y cerebro; irritabilidad crónica, depresión e intolerancia.
M.I. ¿Qué factores de riesgo existen para que una mujer desarrolle alcoholismo?
VP: Que la pareja beba o que frecuente ambientes donde se tolera o fomenta el abuso de alcohol. Además es importante considerar que en la familia de origen no haya alcoholismo previo porque hay una herencia de la predisposición para desarrollar la enfermedad. Otros factores son problemas familiares y personales, depresión, falta de ejercicio, desinformación e inseguridad.
M. P. En una sociedad en la que todo el tiempo nos llegan anuncios invitándonos a beber ¿Que medidas de prevención deben tomarse en cuenta para qe las mujeres no se inicien en el alcohol desde pequeñas?
VR En realidad, ninguna persona debiera de beber hasta los 21 años, cuando el cerebro ya se ha desarrollado por completo, hacer lo contrario es detener su potencial. Las sesiones informativas y de identificación de emociones para buscar enfrentarlas sin alcohol son un buen mecanismo de prevención. Asimismo la información es muy importante para evitar desarrollar una adicción.
M. P. ¿A qué se debe que la sociedad no se preocupe y no señale este problema del alcholismo femenino?
Pareciera como si fuera un problema que no existiera, el cual está desatendido por los intereses creados que existen alrededor, ya que el rubro de la venta de alcohol representa mucho dinero, y los gobiernos no se preocupan por la salud pública con tal de mantener una industria tan fuerte como la de la producción de bebidas alcohólicas. Sin embargo, no han hecho cuentas del costo de la enfermedad y como afecta al gasto público, pues muchos de los asuntos que se atienden en las clínicas derivan directamente del consumo de alcohol (accidentes, problemas psiquiátricos, cirrosis, etc.), creo que deberían observar que saldría más barato implementar programas de prevención y no facilitar el camino a la industria de las bebidas.